cera en los oídos

Los oídos necesitan cera. La cera en los oídos sirve para lubricar la piel del conducto auditivo y trasportar el polvo, la suciedad, las células muertas y otras materias al exterior del oído.

La acumulación de cerumen en los oídos no es agradable. Por eso, la mayoría de las personas se quitan la cera lo antes posible. Pero sus oídos la necesitan.

Nunca introduzca bastoncillos de algodón o cualquier otro objeto en los oídos. Estos objetos pueden taponar los oídos y empeorar el problema en lugar de aliviarlo. Se arriesga a perforarse el tímpano, hacerse sangre y llegar a causar pérdida de audición temporal.

Si necesita limpiar sus oídos, envuelva un trapo húmedo alrededor de su dedo índice y lave cuidadosamente sus oídos realizando movimientos circulares. No utilice otros objetos.

¿Tienes abundancia de cera en los oídos?

El cerumen es una sustancia producida por las glándulas que se encuentran en la piel más gruesa del conducto auditivo. Si la producción de cerumen parece más abundante de lo normal o se le ha introducido un objeto extraño dentro del oído, consulte a su otorrinolaringólogo. No intente sacar el objeto usted mismo, puede empujarlo hacia el interior del oído. Si un insecto encuentra cobijo dentro de su oído, échese unas gotas de aceite. El aceite apaciguará al insecto hasta que el médico pueda extraerlo.

 

Fuente: Heart-it