La pérdida de la capacidad auditiva es una patología que suele ir asociada a la presbiacusia. La presbiacusia es la pérdida progresiva de audición asociada con la edad, principalmente a nivel del oído interno y de nervio auditivo. Sin embargo, la pérdida auditiva también puede darse en personas más jóvenes o incluso en los más pequeños.

Pruebas para detectar la pérdida auditiva

 

La exploración que realiza el otorrinolaringológo para medir la posible pérdida de audición se puede basar en las siguientes pruebas:

Audiometría

La prueba auditiva para comprobar si la salud del oído es correcta es la audiometria. Permite valorar la capacidad de una persona para escuchar los sonidos evaluando el funcionamiento del sistema auditivo.

Impedanciometría acústica

La impedanciometría es la prueba auditiva para medir la impedancia, es decir, la respuesta del oído medio al estímulo sonoro. Esta prueba valora cómo se comporta la onda sonora en el oído medio a través de la introducción de una sonda en el oído externo.

Sin embargo, ésta prueba suele venir precedida de otras pruebas que complementan la valoración de los déficits auditivos, como por ejemplo, la audiometría.

Audiometría vocal

En la audiometría vocal, se determinará el porcentaje de palabras que entendemos a diferentes intensidades sonoras. El resultado de la prueba determinará qué fase del proceso de la audición no funciona correctamente.

Grados de pérdida auditiva

 

Existen diferentes grados de pérdida auditiva:

Hipocausia Leve entre 21-40 dB: Dificultad para escuchar cuando la voz es baja o lejana, especialmente en situaciones ruidosas, pero sin problemas en ambientes silenciosos.

Hipoacusia moderada entre 41 y 70 dB: Cuando se necesita un mayor nivel de volumen para escuchar una conversación en presencia de ruido de fondo.

Hipoacusia severa entre 71 y 90 dB: cuando la conversación debe ser más fuerte de lo normal y se vuelve imprescindible el uso de aparatos o implantes auditivos.

En definitiva, si en el resultado de alguna de las pruebas anteriores se detecta algún problema auditivo, consulta a tu Otorrinolaringólogo para encontrar la mejor solución antes de que la pérdida auditiva se agrave.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies